Noticias judiciales Ramos Mejía Abuso sexual seguido de muerte

Noticias judiciales Ramos Mejía Abuso sexual seguido de muerte

Se comenzó a juzgar en el Departamento Judicial La Matanza a un sereno por el crimen de dos jóvenes en la localidad de Ramos Mejía.

Cristian Héctor Perrone es el sereno de 45 años, acusado de haber violado y estrangulado a dos amigas de 26 y 14 años en un galpón, en mayo del año 2016.

Por Dr. Hugo Lopez Carribero Abogado Penalista
Director del Instituto de Derecho Penal
Colegio de Abogados La Matanza

Se lo juzgará por el delito de “abuso sexual seguido de muerte”, en perjuicio de María Soledad Ramos, una mujer de 26 años, madre de dos hijos de 7 y 9 con quienes vivía en una habitación contigua al lugar del hecho, y su amiga Florencia Ayelén Mariezcurrena de 14 años que ocasionalmente la fuera visitar.

El doble femicidio que se le imputa a Perrone fue descubierto el 7 de mayo del 2016. Los dos cadáveres de las mujeres se encontraron en un galpón situado en Avenida de Mayo al 2000 en Ramos Mejía.

El acusado, que había salido de prisión en 1999 luego de cumplir su condena por tentativa de homicidio y hurto calificado, se encontraba en el año 2016 trabajando de sereno sin que nadie haya advertido sus antecedentes.

El día del crimen, María Soledad Ramos se encontraba en su casa con su amiga Florencia Ayelén Mariezcurrena que la había ido a visitar. Ramos vivía en una pequeña pieza junto a sus dos hijos, colindante con el galpón en donde ocurrieron los hechos, y en ese momento los niños se encontraban en la escuela.

Todo comenzó a descubrirse a causa de que Ramos no fue esa tarde a retirar a sus hijos a la escuela. Ante esta situación, las autoridades escolares se pusieron en contacto con la Policía, la que arribó al galpón.

Una vez en el galpón, la Policía de La Matanza entró y encontró los cadáveres. Soledad y Florencia estaban muertas por estrangulamiento con un cable, atadas, violadas y drogadas. Se pudo suponer que estaban drogadas, porque ninguno de los cuerpos presentaba signos de defensa ante las atrocidades a las que fueron sometidas.

Posterior al crimen, muchos vecinos que testificarán el día de hoy, manifestaron que lo vieron salir del galpón luego de que se cometieron los asesinatos.

Además, la evidencia más importante contra el acusado es que se encontró un preservativo usado y ensangrentado en el galpón, al cual luego de hacerle los análisis pertinentes se encontró su ADN, que es la prueba más relevante e irrefutable en su contra.

Por toda esta situación en la etapa investigativa, es que el Fiscal de Instrucción José Luis Maroto decidió requerir la elevación a juicio de la causa, porque según él, el análisis de ADN es indiscutible desde el plano científico y corrobora a todas luces que las víctimas fueron abusadas sexualmente por el imputado, y posteriormente asesinadas por él.

El juicio oral comenzó a desarrollarse ante el Tribunal Oral Criminal Nº3 de La Matanza, y como fiscal de juicio intervino Alberto Luppino, quien tiene previsto citar aproximadamente 20 testigos a declarar, mientras que el imputado será asistido por el defensor oficial Diego Burgueño.

 

 

 

Comentarios con Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here