N° de Edición 6465
MATANZA

El “C”arcelero está de fiesta

 

El “C”arcelero está de fiesta.

General Lamadrid le ganó por penales 4-2 a Atlas, luego de haber empatado 1-1 en los noventa minutos, y se consagró campeón del torneo reducido de la Primera D. Tras 3 años de estadía en la última categoría del fútbol argentino, los de Devoto retornaron a la C.

 

 

Por Nicolás Fasolino

Nicolasfasolino@hotmail.com

El Carcelero le ganó 4-2, a través de la vía del penal, a los Guerreros de General Rodríguez y se consagró campeón del torneo reducido de la Primera D, luego de haber empatado en la serie 1-1.

Cabe recordar que en la ida habían igualado 0-0 en el Ricardo Puga y cuya definición del ascenso se debía realizar en el Estadio Enrique Sexo, en Devoto, donde Lamadrid hizo de local, frente a un Atlas que buscaba espantar los fantasmas de las finales perdidas.

Por el lado del Carcelero, los dirigidos por Chiri Fabregat buscaban retornar a la Primera C, luego de tres años de estadía en la última categoría del fútbol argentino.

Mientras tanto, los de Rodríguez, quienes habían jugado varias instancias directas por el ascenso en los años anteriores, tenían la obligación sí o sí de obtener un resultado positivo, en pos de lograr un resultado histórico que nunca llegó.

Fue así que las esperanzas de los Guerreros recaían en las estadísticas: la última vez que se enfrentaron ambas instituciones en el Enrique Sexto, los dirigidos por el “Rata” Rodríguez, le ganaron 1-0 a los de Devoto con gol de Alan Salvi sobre el final del cotejo.

No obstante, el visitante saltó al campo de juego con: Elías Córdoba; Franco Gómez, Manuel Brandón, Nicolás Pardo, Italo Portillo; Sebastián Ferrario, Diego Prado, Román Gnocchi, Alejandro Martínez; Julio Gauna y Antony Alonso.

Por su parte, el Carcelero formó con: Néstor Acosta; Ezequiel Reyna, Julián Quinteros, Nicolás De Vito, Sebastián Guerrero; Iván Regules, Martín Sarandeses, Jonathan Paoluccio, Ariel Vera; Facundo Viggiano y Fabián Billordo, quien remplazó a Diego Caldas en la ofensiva.

Además, una de las principales novedades en el equipo de Las Malvinas fue la inclusión de Julio Gauna entre los 11 titulares, el capitán, referente y una gran carta ofensiva que sustituyó a Matías Cuenca en la delantera.

Tras el pitazo inicial de Juan Pablo Battaglia, los de Rodríguez comenzaron con un gran dominio del balón y aprovechó la velocidad de sus volantes y atacantes para inquietar el arco defendido por Néstor Acosta.

En consecuencia, a los siete minutos del primer tiempo, tras un gran pase de Gauna, Antony Alonso quedó mano a mano con el portero de Lamadrid y no perdonó: estrelló el balón contra el travesaño e ingresó, concretando el tanto de Atlas en el cotejo.

Sin embargo, la reacción de los de Devoto no tardó en llegar: a los 17´ de la parte inicial, Fabián Billordo marcó el 1-1 para el local, luego de una gran definición al segundo palo que dejó sin nada que hacer a Elías Córdoba.

De allí en más, el partido se tornó en un ida y vuelta muy dinámico, en el cual ambos equipos erraron reiteradas oportunidades de gol y llevaron a cabo, de a poco, una final que resultó no apta para cardiacos.

No obstante, en la segunda etapa, el ritmo bajó pero la tensión fue de menor a mayor: a los 30´ minutos del complemento, el árbitro sentenció la pena máxima para Atlas y cobró un penal a favor del Carcelero, luego de una alevosa infracción en el área.

A todo esto, la presión se sentía en todo el estadio, miles de personas presentes en el Enrique Sexto y muchas más viéndolo por internet, se encontraban expectantes del tiro desde los once pasos. Martín Sarandeses, capitán y referente del local, pateó con total sutileza hacia el palo derecho del arquero, pero pegó en el palo.

Pese a todo esto, el panorama luego de la oportunidad fallida no podía ser peor: tres minutos después, el jugador de Lamadrid, Sebastián Guerrero, se fue expulsado y dejó a su equipo con 10.

A pesar de esto, el cuarto de hora restante del cotejo no tuvo mayor trascendencia y fueron a la tanda de penales, donde el Carcelero le ganó 4-2 a Atlas y ascendió a la Primera C.

Por último, con este resultado, ya son cinco finales perdidas en siete años para los Guerreros, quienes cayeron en la promoción 2010/11 frente a Sacachispas, en el torneo 2011/12 en el reducido con Argentino de Quilmes, con Liniers en 2015, Alem en 2017 y este año en otra final contra General Lamadrid.

Además, el partido fue transmitido por “Fútbol D mi vida” y se puede ver en el siguiente enlace:

Metadescripción: Lamadrid le ganó 4-2 en los penales a Atlas y se consagró campeón del torneo reducido y ascendió a la Primera C. El Carcelero está de fiesta.

Tags: Noticias Con Objetividad, Diario NCO, la Matanza, NCO, diario de La Matanza, La Matanza diario, La Matanza noticia, Noticias Atlas, Noticias Lamadrid, Noticias Primera D, Noticias ascenso Matanza, Noticias fútbol Matanza.

Tags

DiarioNCO

Diario NCO Noticias Con objetividad. 25 Años acompañando la vida de los matanceros

Artículos Relacionados

Close