FOTOTITULARES

Una esperanza para Franco

Una esperanza para Franco

Tiene 13 años y vive en el partido de La Matanza, con su abuela Ramona Cedrón y su papá Julio Arias. Su mamá los abandonó cuando el niño era chico. Como herencia familiar, recibió la enfermedad artritis reumatoide, que la combate día a día tomando un medicamento, el cual le ataca la vista. Hace un mes, se quebró la cadera cuando se cayó volviendo de la escuela y necesita una silla de ruedas para poder moverse.

Por Mailén Britos
britoscostamailen@gmail.com

La artritis reumatoide causa inflamación en el revestimiento de las articulaciones, causando dolor, hinchazón y reducción de los movimientos. Además, esta enfermedad también puede atacar varios órganos como los ojos, el corazón y los pulmones.

La vida de Franco no es nada fácil. A los tres años mientras su abuela lo cuidaba, se dio cuenta que algo no andaba bien: el niño se pasaba todo el día acostado y para moverse se arrastraba.

Llamó al médico y le dijeron que lo lleve rápido a realizarse estudios porque era muy probable que tenga artritis reumatoide. Dos años después, Franco fue abandonado por su mamá y desde entonces no volvió a tener contacto con ella.

Cuando franco era chico yo todavía trabajaba, un día falte al trabajo porque me sentía mal y lo observé bien. Él se arrastraba en el suelo para poder moverse y lo vi muy decaído. Cuando vino la médica me dijo que seguramente tenga esa enfermedad y que lo lleve al médico. Ahí lo llevé al Hospital Gutiérrez y le hicieron todos los estudios y nos dieron el pronóstico. Mi hijo también tuvo esa enfermedad, y el hermano mayor de Franco también, asi que nos dijeron que es hereditaria”, comentó Ramona Cedrón, abuela del adolescente abriendo diálogo exclusivo con Diario NCO.

El niño por día toma calcio, vitaminas y su medicamento esencial: Deltisona B. Este medicamento lo que le permite es calmar aquellos dolores que le genera la enfermedad, cuando no los toma todo su cuerpo se pone tenso y apenas puede moverse. Pero no todo es color de rosas, hace poco la vista de Franco empezó a verse afectada por este medicamento y cada vez va disminuyendo más su visión.

Franco está cursando el primer año de la escuela secundaria en el colegio N°183 en la localidad de Gregorio de Laferrere. En la zona, hay calles que no están en buen estado. A esto se le suma el problema que tiene Franco en su visión: hace un mes cuando regresaba del colegio, se tropezó en la calle y se cayó. No fue una caída más, ya que esto le provocó una quebradura de cadera donde tuvo que ser intervenido de forma quirúrgica.

Él se quejaba de que le dolía la pierna y nosotros pensamos que era producto de la caída, nunca dijo que le dolía la cadera. A la semana, a él le tocaba control en el médico y se hizo revisar. Ahí se dieron cuenta de que estaba quebrado. Si las calles hubiesen estado como tendrían que estar, Franco no se hubiese caído como se cayó. Todos los vecinos me decían que le haga juicio a la municipalidad por esto”, continuó Cedrón.

Franco fue operado de forma exitosa en el Garrahan, pero por el momento no puede moverse. Solo va de la cama a la silla o viceversa. Ni siquiera puede concurrir al colegio y los médicos aseguran que el recién podría retornar su vida normal en el mes de Julio.

Por ahora, el niño se maneja en una silla de plástico con ruedas que le prestaron pero en el transcurso de esta semana necesita una silla de ruedas para poder moverse con facilidad.

Ni siquiera concurre al colegio porque su papá tiene miedo de que los compañeros lo empujen y lo tiren, por eso presentó todos los papeles firmados por el médico y están a la espera de que los profesores se presenten en la casa del niño.

Queremos que algún profesor se presente en la casa porque el hace un mes y medio no va al colegio y hasta mitad de año no va a volver, no queremos que el pierda el año porque es un chico muy inteligente. Todavía no tenemos novedades del colegio”, manifestó la abuela.

En la misma línea, contó que los documentos de los niños están mal escritos por lo tanto deben hacer un trámite pura y exclusivamente burocrático, para poder cambiar el número de documento asi Franco puede recibir una pensión por discapacidad.

Quieren quieran colaborar con la silla de ruedas, vitaminas, calcio o Deltisona B pueden dirigirse a la calle Raulies 7673, localidad de Gregorio de Laferrere.

Tags

Diario NCO

NCO es el Diario de la Matanza, Noticias Con Objetividad hace más de 25 años con vos.

Artículos Relacionados

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Comentarios con Facebook

Close