FOTOTITULARES

Masivos despidos en el SENASA

Masivos despidos en el SENASA

A fin de año, los trabajadores del Senasa recibieron como regalo una lista con 130 nombres, la cual comunicaba que no se presenten el 2 de enero del 2018 a sus puestos de trabajo porque habían sido desplazados de los mismos. Comenzaron las mesas de negociaciones donde luchaban para la reincorporación de los compañeros despedidos, pero fueron sorprendidos nuevamente este viernes: “Aparece la nueva lista de gente despedida, así que ahí se deja ver la mala fe de las autoridades”, comentó Nadia Soares, delegada del Senasa en diálogo exclusivo con Diario NCO.

Por Mailén Britos
britoscostamailen@gmail.com

El viernes pasado los trabajadores decidieron comenzar con un paro activo en reclamo a los despidos. En un principio, iba a durar pocos días pero con esta nueva decisión de reducción del personal, se estiró una semana más.

El paro activo consiste en que cada persona está en su puesto de trabajo, realizando sus funciones pero en determinados momentos se frena para realizar asambleas. Las mismas suelen realizarse en el hall de casa central, donde se comparte la información que van recibiendo los delegados y tomando medidas para el futuro.

El miércoles se va a realizar otra asamblea para definir cómo van a seguir y el jueves 3 de Mayo van a llamar a un paro nacional tres sectores importantes como el INTA, SENASA y Agricultura Familiar.

En las distintas mesas de diálogos no hubo ningún gesto por parte de las autoridades ni del presidente, Ricardo Negri incluso muchas veces tenían actitudes despectivas hacia nosotros, nos decían qué feo era estar en nuestro lugar o por ejemplo que si una madre soltera se quedaba en la calle, lo tendría que haber pensado antes. En el medio de esas negociaciones aparece la nueva lista de gente despedida, así que ahí se deja ver la mala fe de las autoridades”, comentó Nadia Soares, delegada del Senasa en diálogo exclusivo con NCO.

Poco se conoce de lo que sucede en el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria y de la función que este organismo cumple a nivel nacional. El Senasa -dependiente del Ministerio de Agricultura- se encarga de garantizar el control de sanidad y calidad animal y vegetal de los alimentos. Si hay algún brote en los animales, el Senasa se encarga -entre otras cosas- de controlarlo y que dicha enfermedad no se traspase a la vida humana, porque podría generar consecuencias fatales.

Estamos todos muy decepcionados, están destruyendo un organismo sanitario que casi no hay otro en el mundo que tenga la territorialidad que tiene el Senasa, con la capacidad de combinar la parte vegetal y animal. Este status sanitario es reconocido en el mercado internacional, esto se ve amenazado por el desguace que quieren hacer”, continuó Nadia.

La situación de este organismo es muy similar a la del Instituto Nacional de Tecnología Industrial, ambos juntos al Ministerio de Agricultura son víctimas del plan de ajuste del gobierno Nacional. En la misma línea, Nadia Soares señaló que “al estado no le interesa saber que función cumple cada persona que echaron, sino que ellos tienen una planilla de Excel donde necesitan llegar a un numero de personas en cada organismo”

Otro punto que tienen en común el INTI y Senasa, es que ambos tienen autoridades fantasmas. En INTI no se presentó Jorge Ibañez, presidente del organismo y en Senasa no se presentó ninguna autoridad ni la gente de recursos humanos. De hecho, esto genera una parálisis en el organismo ya que hay normas internacionales que necesitan la aprobación de las autoridades, que aún no la tienen porque las mismas no se presentan a trabajar.

¿En que afectan estas medidas a la población argentina?

Una de las principales cosas que afecta tiene que ver con la salud pública. Los controles del Senasa no solo tiene que ver con los alimentos, que esto es importante porque si un alimento no tiene los controles necesarios puede transmitir enfermedades que una persona puede tener durante toda su vida y puede llegar a consecuencias fatales. En segundo lugar, si se retiran los controles de Senasa, los mercados internacionales no van a ir a buscar más nuestras peras y manzanas, por lo tanto se afectan las economías regionales, mas de lo que están afectadas hoy. También implica lo que estamos viendo, el ingreso de un montón de productos de importación a precios que la persona común muchas veces no puede acceder así que eso seria las dos grandes cosas en que se afecta a la poblaciónn”, expresó Nadia.

En 2015 se sancionó la ley Senasa, la cual establece que el productor es el principal responsable en control sanitario y también del registro de ente sanitario, es decir que empresas privadas se hagan cargo de las funciones que realiza el Senasa.

Entonces, puede venir un ente privado que cumpla determinados requisitos y se puede hacer cargo -por ejemplo- de la plaga de la langosta. Pero según la delegada del ente nacional, esto sería un autocontrol de la empresa privada sobre sus productos.

Tags

Diario NCO

NCO es el Diario de la Matanza, Noticias Con Objetividad hace más de 25 años con vos.

Artículos Relacionados

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Comentarios con Facebook

Close