CULTURA

Ryūnosuke Akutagawa – Los Palabristas de hoy y de siempre

Ryūnosuke Akutagawa – Los Palabristas de hoy y de siempre


Estimados lectores; Gracias por acompañarnos nuevamente con su lectura a través de NCO desde un sector de Los Palabristas de hoy y de siempre. Revista literaria que funde y dirijo desde el año 2001. La reseña biográfica de la semana es sobre Ryūnosuke Akutagawa (芥川 龍之介Akutagawa Ryūnosuke?, Kyōbashi, TokioJapón1 de marzo de 1892 – ibídem24 de julio de 1927) fue un escritor japonés, perteneciente a la generación neorrealista que surgió a finales de la Primera Guerra Mundial. Sus obras, en su mayoría cuentos cortos, reflejan su interés por la vida del Japón feudal.

Por: Mónica Caruso. Tapiales

E-mail: monicaacaruso@hotmail.com

La locura de su madre le condicionó psicológicamente para toda la vida; siendo un niño enfermizo y nervioso que leía libros incesantemente en las bibliotecas públicas.

Considerado como el “padre de los cuentos japoneses”, el Premio Akutagawa, uno de los más prestigiosos de Japón, fue nombrado en su honor Akutagawa cometió suicidio a la edad de 35 años por sobredosis de barbital.

Ryūnosuke Akutagawa nació el 1 de marzo de 1892 en el distrito de Kyōbashi, Tokio, como el tercer y único hijo varón de Fuku Akutagawa y Toshizo Nīhara. Fue nombrado “Ryūnosuke” (Hijo del dragón) debido a que su nacimiento coincidió con el Año del Dragón. Debido a la enfermedad —al parecer sufría de psicosis— de su madre padecida poco después de su nacimiento, que murió en 1902, fue adoptado a una edad temprana por el hermano mayor de esta, Dōshō Akutagawa, de quien tomó el apellido Akutagawa y quien se hizo cargo de su crianza. Su tía política, Fuki, le atormentó durante toda su infancia diciéndole que padecía de la misma enfermedad que su madre; esto le traumatizó y le signó como escritor atormentado. Akutagawa se interesó en la literatura china clásica desde muy joven, así como también en los trabajos de escritores como Mori Ōgai y Natsume Sōseki.

En 1910, ingresó a la Escuela Superior Nº 1 de Tokio.

Ryūnosuke Akutagawa - Los Palabristas de hoy y de siempre

Cuando aún era un estudiante, Akutagawa le propuso matrimonio a su amiga de la infancia, Yayoi Yoshida, pero su familia adoptiva no aprobó la unión. En 1916, se comprometió con Fumi Tsukamoto, con quien se casó dos años después, en 1918. La pareja tuvo tres hijos: Hiroshi (1920-1981), un actor, Takashi (1922-1945), quien fue asesinado en Birmania, y Yasushi (1925-1989), un compositor.

Carrera Literaria

En 1915, Akutagawa publicó Rashōmon (donde describe la decadencia de las tradiciones japonesas acompañada por la angustia existencial de los protagonistas) y otro cuento en la revista Teikoku Bungakude la Universidad de Tokio.

En 1917, publicó sus dos primeros libros de cuentos. Un año más tarde, ingresó en el periódico Mainichi de Osaka, donde publicó El biombo del infiernoLa muerte del mártirAsesinato de la era MeijiLa muerte del poeta Basho y otros cuentos. En 1919, viajó a Nagasaki con Kan Kikuchi para estudiar el cristianismo japonés y publicó cuentos con ese tema (Nagasaki era una ciudad en la que la mayoría de su población era practicante fiel del catolicismo a partir de las misiones de Francisco Javier).

En 1920, publicó algunos cuentos, entre ellos El Cristo de NankínEl baile y Otoño; este último señala un cambio en su estilo. Un año de después viajó a China como corresponsal del diario ‘Mainichi’ y escribe varios cuentos relacionados con ese país. En 1922, publicó algunos ensayos y cuentos: En el bosqueEl generalLa princesa Rokunomiya y La castidad de Otomque marcan el fin de su primera época literaria. Al año siguiente publicó la serie de cuentos sobre Yasukich]. En aquel tiempo se produciría el gran terremoto de Tokio. En 1924, se encarga de la publicación de The modern series of English Literature. Al año siguiente compilaba una antología de literatura moderna japonesa; también publica una crónica de viaje a la China.

Influencias

Ryūnosuke Akutagawa - Los Palabristas de hoy y de siempre

Las historias de Akutagawa fueron influenciadas por su creencia de que la práctica de la literatura debería ser universal y reunir a las culturas occidentales y japonesa. Esto se deja ver en la forma en la que Akutagawa utiliza una gran variedad de culturas y períodos de tiempo en sus obras y, o bien reescribe la historia con sensibilidades modernas, o crea nuevas historias utilizando ideas de múltiples fuentes. La cultura y la formación de una identidad cultural también es un tema principal en varias de las obras de Akutagawa. En estas historias, explora la formación de la identidad cultural durante los períodos de la historia en los que Japón estaba más abierto a las influencias externas. Un ejemplo de esto es su historia Hōkyōnin no Shi (“El mártir”, 1918) que se establece en el período misionero.

La imagen de la mujer en las historias de Akutagawa fue moldeada bajo la influencia de las tres mujeres que tomaron el papel de madre en su vida. Su mayor influencia fue su madre biológica, Fuku, de quien le preocupaba haber heredado su locura. A pesar de no haber pasado mucho tiempo con Fuku, Akutagawa se identificaba fuertemente con su madre, además de creer que si en algún momento se volvía loco la vida no tenía sentido. Sin embargo, sería su tía Fuki quien jugó el papel más importante en su crianza. Fuki controlaba gran parte de su vida y exigiendo su atención, especialmente a medida que envejecía. Las mujeres que aparecen en las historias de Akutagawa, al igual que las mujeres que identificó como madres, en su mayoría fueron escritas como dominantes, agresivas, engañosas y egoístas. Por el contrario, los hombres a menudo eran representados como las víctimas de tales mujeres, como en Kesa a Morito (“Kesa y Morito”, 1918), en el que la protagonista femenina intenta controlar las acciones tanto de su amante como de su marido.

Vida Posterior

En el año de 1926, enfermó gravemente y padecería de crisis nerviosas: alucinaciones visuales y angustia. Declinó su producción literaria. En 1927, mantuvo una polémica literaria con el novelista Junichiro Tanizaki.

El cine

Su relato Rashōmon (1915) fue combinado con un relato posterior, En el bosque (1921-22), para formar la base argumental de la premiada película Rashōmon (1950), dirigida por Akira Kurosawa.

Obras

“Vejez” [老年 : Rōnen] (1914)

“La nariz” [鼻 : Hana] (1915)

“Gachas de ñame” [芋粥 : Imogayu] (1916)

“El biombo del infierno” [地獄変 : Jigokuhen] (1916)

“Rashōmon” [羅生門] (1917)

“El tabaco y el diablo” [煙草と悪魔 : Tabako to akuma] (1917)

“El hilo de la araña” [蜘蛛の糸 : Kumo no ito] (1917)

“Jashūmon” [邪宗門]

“En el bosque” o “En el bosquecillo” [藪の中 : Yabu no Naka] (1922)

“Titiritero” [傀儡師 : Kairaishi] (1919)

“El Cristo de Nankín” [南京の基本督 : Nankin no Kirisuto] (1920)

“Sombras del farol” (1920)

“Flores de la noche” (1921)

“Vestido de primavera” (1923)

“Ojakufu” (1924)

“El abanico de Konan” (1927)

“Genkakusanbō” (1927)

“Vida de un idiota” [或阿呆の一生 : Aru ahō no Isshō] (1927)

“El hombre de occidente” [西方の人 : Seihō no hito] (1927)

“Los engranajes” [歯車 : Haguruma] (1927)

“Kappa” [河童] (1927)

Novelas

La vida de Nobusuke Daidoiji (1925)

Traducciones al español[editar]

Akutagawa, Ryūnosuke (1959). El biombo del infierno y otros cuentos. Traducción e introducción de Kazuya Sakai. Buenos Aires: La Mandrágora.

Akutagawa, Ryūnosuke (1959). Kappa. Los engranajes. Traducción y notas de Kazuya Sakai. Prólogo de Jorge Luis Borges. Buenos Aires: Mundo Nuevo.

Akutagawa, Ryūnosuke (1995). El dragón y otros relatos. Traducción de Montse Watkins. Tokio: Gendaikikakushitsu.

Akutagawa, Ryūnosuke (2009). Sennin. Nostra Ediciones.

Akutagawa, Ryūnosuke (2011). Vida de un idiota y otras confesiones. Traducción de Yumika Matsumoto y Jordi Tordera. Gijón: Satori.

Akutagawa, Ryūnosuke (2012). El mago: trece cuentos japoneses. Traducción de Ryukichi Terao. Barcelona: Candaya

Akutagawa, Ryūnosuke (2015). Rashomon y otros relatos históricos. Traducción e introducción de Iván Díaz Sancho. Satori.

Fuente: Wikipedia

Minicuentos

Maestro

(Ryunosuke Akutagawa)

Leyendo un libro del maestro bajo un gran roble. Bañado por la luz de un día de otoño, no se

movía ni una sola hoja. En algún cielo lejano, una balanza de platillos de cristal mantenía un equilibrio perfecto… Tal era la imagen que veía mientras leía el libro del maestro.

 

Mariposa

Una mariposa revoloteaba en el viento impregnado de olor a algas. Durante un instante, sintió cómo las alas de la mariposa acariciaban sus labios resecos. Y a pesar de todo, el polvo que las alas dejaron grabado sobre sus labios, todavía continuaba brillando después de tantos años.

Queridos lectores espero que les haya gustado este pequeño vuelo literario.

Aquellos interesados en publicar material de su autoría en Los Palabristas de hoy y de siempre, deben enviar sus escritos como adjunto en Word a la  dirección electrónica siguiente: E-mail: monicaacaruso@hotmail.com

Letra Arial 12. Título de la obra, nombre apellido o seudónimo.

Facebook: Revista literaria Los Palabristas de hoy y de siempre

Hasta la próxima semana

 

 

 

 

 

 

Tags

Diario NCO

NCO es el Diario de la Matanza, Noticias Con Objetividad hace más de 25 años con vos.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios con Facebook

Close